La Dieta Mediterránea que propone el Restaurant Amalfi

La dieta mediterránea es un estilo de vida, y no solo un simple elenco de alimentos. De hecho, tiene su propia pirámide nutricional que que parte, desde la base, con el consumo de muchísimas verduras y vegetales, fruta y también cereales (de preferencia integrales).


Subiendo en nuestra pirámide encontramos la leche y sus derivados, con bajo contenido en grasas (yogurt, variedades de queso, etc.), con un consumo de 2 a 3 porciones de 125ml. El aceite de oliva extra virgen, que se debe consumir crudo y siempre sin exagerar ( de 3 a 4 cucharadas al día), junto al ajo, la cebolla, especias y yerbas aromáticas.


Como variante al uso de la sal, encontramos diferentes condimentos, mejores para la salud y típicos de nuestros deliciosos platos de estilo mediterráneo. Otras grasas buenas, además del aceite de oliva extra virgen, nos llegan del consumo de frutos secos y de las aceitunas, en 1 o 2 porciones de 30g.


Cerca de la punta de la pirámide nutricional mediterránea, encontramos los alimentos que no se deben consumir todos los días, sino semanalmente. Son aquellos que aportan sobre todo proteinas, entre los cuales deberíamos siempre privilegiar el pescado y las legumbres con al menos 2 porciones a la semana cada uno. El pollo de 2 a 3 porciones, el huevo de 1 a 4 y el queso no más de un par de porciones de 100g a la semana.


En la punta de la pirámide están los alimentos que deben consumirse con moderación: 2 o menos porciones a la semana en el caso de la carne roja (100g), mientras que la carne procesada (lasqueados, embutidos etc.) sería preferible consumirlas aún con menos frecuencia (una porción a la semana de 50g, o menor aún). Finalmente encontramos los dulces, el alimento que se debe consumir con menos frecuencia y en menores porciones.




Todos los beneficios de la Dieta Mediterránea

Elena Dogliotti, nutricionista y supervisora científica de la fundación Umberto Veronesi, explica por qué el régimen nutricional propuesto en la dieta mediterránea representa la mejor solución para proteger nuestra salud y prevenir tumores, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.

Todo esto porque:

  1. Los alimentos que aconseja consumir la dieta mediterránea son ricos en vitaminas y tienen un efecto antioxidante que incide en la prevención de enfermedades graves como el cancer.

  2. La elección de seguir una dieta de tipo mediterránea permite mantener el balance justo entre la cantidad de calorías en los alimentos y la necesidad energética de cada individuo, manteniendo así el metabolismo equilibrado, y como consecuencia, el peso corporal también.

  3. El aporte de grasas buenas como las del pescado, omega 3 y 6, no saturadas y de origen vegetal, ayuda a combatir el aumento de los triglicéridos en la sangre y a disminuir el contenido de colesterol, ayudando al sistema cardiovascular. De este modo es muy eficáz para reducir el riesgo de ictus e infartos.

  4. La dieta mediterránea es beneficiosa también en términos de longevidad, para la protección de los tejidos y de su deterioro y envejecimiento, que gracias a la implementación de este tipo de alimentación se preservan en mejores condiciones. De hecho algunos estudios demuestran que los telómeros, esos elementos que ayudan a proteger los cromosomas y su estructura, se fortalecen con este tipo de dieta, con beneficio para todo el ADN.

  5. Las sustancias nutritivas presentes en particular en el aceite de oliva, tienen efectos antioxidantes por excelencia, y ayudan a prevenir enfermedades del sistema nervioso como el Alzheimer.

  6. Comer alimentos ricos mayormente en proteina de origen vegetal, ayuda a aligerar el hígado y los riñones, con gran impacto en la mejora del proceso de eliminación de toxínas y sustancias dañinas para el organismo.

  7. La fruta y los carbohidratos son alimentos muy recomendados por la dieta Mediterránea. Gracias a la buena combinación de los nutrientes que proporciona este tipo de alimentación, el azúcar se mantiene estable, limitando los tantos fastidios que ocasiona la diabetes.



Excelencia mundial


La Unesco, de hecho ha inscrito a la Dieta Mediterránea como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Este régimen nutricional, ciertamente, no se refiere simplemente al conjunto de alimentos e ingredientes que un ser humano ingiere para su propio sustento cotidiano. Tampoco es una prescripción médica específica con finalidad terapéutica. Su significado va mucho más allá y se acerca a la concepción de la palabra "dieta" como era interpretada en la antigua tradición de la medicina griega.


La Dieta Mediterránea es entonces un sistema de "normas de vida" o buenas prácticas, con el objetivo de garantizar al ser humano un estado de salud óptimo. La alimentación comprendida como parte integral y determinante de un estilo de vida sano y equilibrado, sobre el cual influye la cultura de un lugar, el saber y competencias de su pueblo y las antiguas tradiciones y prácticas.


El adjetivo "mediterráneo" hace referencia a la ubicación geográfica dónde nace esta dieta, que representa un verdadero patrimonio de la humanidad, en países del Mar Mediterráneo como: Italia, Grecia, España y Marruecos. Además de ser una "excelencia cultural", la Dieta Mediterránea tiene determinadas características desde el punto de vista nutricional, que aportan notables beneficios para la salud del organismo.



El Restaurante Amalfi opta por la Dieta Mediterránea


El concepto del restaurante Amalfi, desde su nacimiento, ha estado muy relacionado a la cultura y todo lo que representa la Dieta Mediterránea. Defendemos un tipo de cocina saludable, variada, colorida y con gran aprovechamiento de frutas, verduras y vegetales. La comida mediterránea, zona geográfica donde se encuentra Amalfi, nuestra ciudad, no es solo y simplemente muy beneficial para la salud, sino que es también unas de las cocinas más sabrosa y reconocidas en el mundo entero.


En consecuencia, nuestros platos privilegian el uso del mejor producto y materia prima posibles. Preparaciones exquicitas con productos del mar (maríscos, pescado), gran variedad de entrantes, pastas y principales vegetarianos. Salsas confeccionadas con tomates frescos y condimentos del día, nunca procesadas. Panes, focaccias y pizzas cuyas masas y cocción son supervisadas y mimadas por nuestro equipo de cocina para lograr la mayor calidad.


Cada oferta de nuestro restaurant respeta y sigue los conceptos de calidad y beneficios para la salud que representa la Dieta Mediterránea. La búsqueda del gusto tradicional y típico que nos caracteriza, el cuidado de nuestro aceite de oliva extra virgen, verdadero oro en nuestras preparaciones. Y por último, pero no menos importante, la innovación, no se trata solo de seguir dictámenes y paradigmas, se trata de experimentar y lograr siempre llevar a nuestros comensales el placer de una degustación deliciosa en todos los sentidos.


Buon Appetito amici!









52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • Tripadvisor icono social
  • Instagram